miércoles, 23 de diciembre de 2015

Navidad: manual de supervivencia



Entramos en unas fechas maravillosas. Todas las calles están hermosamente iluminadas, los escaparates relucen, nos llenamos de espíritu navideño y la familia se reúne… en torno a la mesa.
Claro, eso supone que la mesa está llena de manjares, dulces, y cócteles casi de forma perpetua. Y entonces nos miramos al espejo y el terror a engordar nos invade. Es una ardua batalla contra bandejas de mantecados, cenas de empresa, la botella de licor que siempre acaba surgiendo de la nada, y ese postre maravilloso que alguien trajo a casa, cargado de regocijo y dulces calorías. Y sabes que, al final del camino, te espera implacable la temida báscula.

 
¿Qué podemos hacer para solventarlo? Aquí tenéis una breve guía para sobrevivir a la navidad y disfrutarla con los menores daños colaterales posibles. Prepárate para la épica batalla como es debido.

Es el mazapán, o tu.

martes, 1 de diciembre de 2015

Lo primero que pillo




Acabas de volver a casa. En apenas una hora tienes que volver a marcharte, a cumplir con todas esas tareas de tu día a día. Eres una persona trabajadora y activa que casi no sabe lo que significa “tener un rato libre”. Y resulta que tienes que preparar tu comida en ese escaso hueco que queda. Abres la nevera y, aunque hay decenas de productos, no encuentras la forma de preparar un plato decente y que te dé tiempo a comer. Así que recurres a la fórmula mágica de combinar dos o tres elementos, y construyes algo que casi no supera la condición de snack. Te comes… pues lo primero que pillas. ¿Cómo podemos cambiar esto?